Nono Mi Tierra es un proyecto sustentado en la ordenanza n° 1131 aprobada en abril del 2022 que busca brindar acceso a la tierra a los habitantes de Nono.

Sabemos del problema del acceso a la vivienda, del alto costo de los terrenos en nuestra localidad, y por eso este programa viene a intentar paliar el difícil acceso a la tierra, sobre todo en sectores de bajos y medianos ingresos.

Se busca promover el acceso universal a la tierra, la vivienda y las infraestructuras básicas, respetando el patrimonio cultural y ambiental de la localidad, proyectando la ocupación del territorio de forma estratégica.

Actividades que se desarrollan en el programa:

  1. Relevamiento y Valuación inmobiliaria de la tierra (vinculado al Catastro).
  2. Obtención de tierras aptas para fraccionamientos sociales en sectores estratégicos que garanticen la provisión de servicios básicos a corto plazo.
  3. Identificación de los grupos sociales destinatarios del Programa. Priorización de beneficiarios.
  4. Elaboración de la normativa relativa a los procedimientos de inscripción y adjudicación de tierras a beneficiarios.
  5. Gestión interinstitucional de promoción de hábitat.

Nono Mi Tierra es la posibilidad de acceder a un lote propio, la posibilidad de construir TU vivienda en TU pueblo y así continuar viviendo en el pueblo que creciste, en el pueblo que amas.

El proyecto se encuentra en el proceso de obtención de tierras para poder darle continuidad al programa. Y en ese sentido, por un lado, está la Manzana 28 del barrio los Robles que fue declarada de utilidad pública y sujeta a expropiación en abril de 2022.

Ahora, en septiembre de 2022 el Ejecutivo municipal propone incorporar lotes municipales utilizando un sector ocioso del Camping municipal Río Grande. Se trata de aproximadamente un 25 % de las tierras que hoy ocupa. Un sector que no se utiliza para acampar ni ninguna actividad recreativa ni turística.

Con esas tierras se daría inicio al “Banco de Tierras” y se podría avanzar en el proyecto.

FUNDAMENTOS

En los últimos 17 años se ha dado una importante migración desde las grandes ciudades de personas que han elegido el valle de Traslasierra para escapar y poder tener una vida más tranquila, la mayoría de estas personas venían de vacaciones y a lo largo de los años se enamoraban de lugar y se disponían a vender sus propiedades en las ciudades y comprar lotes en las afueras del pueblo buscando esa paz que les brinda el paisaje serrano y la amplitud del campo, otros comenzaban invirtiendo en lo que sería su casa de vacaciones y luego la transformaban en residencia permanente. Esta situación sumada a la posibilidad de comprar lotes no muy grandes y poder construir cabañas para obtener un gran redito económico, generó que los terratenientes comiencen con una especulación inmobiliaria que provocó desorden y favorecida por la falta de control en la construcción sobre estas zonas semirurales, perjudicó el entorno natural debido a la falta de planificación para reducir el impacto ambiental de estos emprendimientos. El municipio no contaba con un radio municipal (hoy el radio aprobado entre los años 2016 y 2017 es de 14 mil hectáreas) y un código de edificación el cual solo aplicaba en su centro urbano muy acotado, dada la extensión del territorio del pueblo, hicieron que fuese difícil de lograr un control y/o planificación en las zonas mas rurales, principales centros apuntados para la expansión de la mancha urbana.

Por todo esto, desde la Dirección de Planeamiento proponemos el programa denominado “Nono Mi Tierra” que nos permita como municipio garantizar el acceso a la tierra a los jóvenes de nuestro pueblo de sectores de bajos y medianos ingresos para contenerlos y así puedan quedarse en su lugar evitando el desarraigo y la tristeza de abandonar el lugar que los vio crecer. Asistir en la materialización de la vivienda, el acceso a los servicios básicos, los equipamientos sociales y los espacios de trabajo y producción en un marco de respeto a los rasgos culturales y simbólicos de cada comunidad y de la preservación del ambiente, según las particularidades del medio urbano y del rural.